EOS Data Analytics ofrece tecnología satelital para la agricultura en Latinoamérica

Con el avance de las nuevas tecnologías, como la que ofrecen los satélites, una nueva forma de hacer agricultura ha surgido y es muy prometedora. En ella, la tecnología geoespacial es capaz de dar a conocer el estado real de las plantas en el campo, estimar el momento de la cosecha, predecir el rendimiento, detectar y controlar plagas y enfermedades o ayudar en una mejor planificación de las actividades de campo.

Es cierto que usar esta tecnología implica el uso de nuevos productos y servicios que antes no se usaban, pero el desembolso, a la larga, compensa. Su apoyo a la toma de decisiones garantiza una mejor preparación antes los retos habituales de la producción.

Perspectivas de la agricultura en Latinoamérica

Pese a que Latinoamérica a día de hoy cuenta con grandes números en algunas métricas relacionadas con la agricultura, todavía hay un gran potencial sin desarrollar, pues es una de las pocas zonas con grandes extensiones de tierra agrícola sin usar, concentradas principalmente en Brasil y Argentina. 

Aunque varios países de la zona han conseguido aumentar su productividad agrícola en los últimos años, sigue sin ser suficiente para mejorar la competitividad de las exportaciones. Pese a ello, Latinoamérica es uno de los principales exportadores mundiales en materia de productos agrícolas y alimentarios, con el 16% del total. La forma de mejorar el nivel de esas exportaciones pasa por usar la tierra que ahora no se usa y adoptar una producción sostenible que maximice el rendimiento de cada parcela agrícola, con especial atención a las pequeñas explotaciones.

Monitorización y análisis de datos satelitales con EOSDA

EOS Data Analytics, también conocida como EOSDA, es una empresa especializada en teledetección que proporciona soluciones geoespaciales basadas en tecnología espacial para múltiples sectores, siendo la agricultura y la silvicultura los principales. La teledetección tiene la capacidad de detectar las características físicas de una zona midiendo a distancia la radiación reflejada por dichos objetos. 

Las imágenes de satélite obtenidas mediante teledetección se procesan y analizan para conseguir información valiosa sobre los cultivos, lo que permite realizar una gestión apropiada del campo. En esa información se incluyen datos como las fases de crecimiento de la planta; los niveles de humedad del suelo; condiciones que pueden afectar al correcto desarrollo de las plantas, como estrés térmico o por frío; o infestaciones. 

Gracias al conocimiento y experiencia de EOSDA surgió EOS Crop Monitoring, una plataforma en línea que acerca la agricultura de precisión a los productores agrícolas de todo el mundo. Esta herramienta cuenta con tecnología como inteligencia artificial (IA) o aprendizaje automático (ML), muy útiles para facilitar las tareas cotidianas. El aprendizaje automático hace que los sistemas informáticos aprendan de los datos que reciben y gradualmente sean capaces de hacer recomendaciones o resolver tareas para los que no fueron programados explícitamente. Además, son de ayuda cuando hay que tratar con grandes volúmenes de datos. Una de las actividades en las que el aprendizaje automático es muy útil es en la clasificación de cultivos a partir de imágenes.

Beneficios de usar datos satelitales

Como se mencionaba anteriormente, los datos satelitales permiten obtener datos clave sobre el campo a distancia. Esto simplifica enormemente la labor del agricultor. Las imágenes satelitales son la base de estos datos geoespaciales.

En EOS Crop Monitoring, las imágenes son tratadas con diversos índices de vegetación, como el NDVI o el MSAVI, y tecnología como la IA. El conjunto de datos resultante, permite, entre otras cosas, monitorizar el estado del campo (plantas y suelo); planificar la aplicación de tasa variable de fertilizantes, agua, semillas y otros insumos mediante la creación de mapas de vegetación y productividad; evaluar posibles condiciones de estrés en las plantas o realizar una previsión del rendimiento. EOS Crop Monitoring cuenta también con otras opciones como la previsión meteorológica, cuentas de equipo con las que todos los trabajadores pueden acceder a los mismos datos o una app para rellenar informes en el campo, incluso sin conexión a Internet.

Utilizando datos de satélite y algoritmos de distinto nivel, sumado a la experiencia de nuestros equipos de I+D y ciencia, EOSDA es capaz de ofrecer soluciones complejas a medida. Diría que las funcionalidades que más solicitan nuestros clientes son las de clasificación de cultivos y de predicción del rendimiento” comentó Brijesh Thoppil, director de asociaciones estratégicas de EOSDA.

Preparando el lanzamiento de EOS SAT

En un acto de compromiso con la causa, EOSDA ha estado diseñando durante años los satélites que formarán parte de su constelación EOS SAT, la primera de su clase centrada totalmente en la agricultura. Con el lanzamiento de EOS SAT, EOSDA será capaz de proveer de forma independiente datos a sus clientes, sin necesidad de datos o ayuda de terceros. También se espera que sirva para desarrollar nuevas soluciones de software.

El programa de lanzamiento de los satélites será escalonado, estando previsto el primer lanzamiento en la 2ª mitad del año 2022, con expectativas de estar la constelación completa para 2025. Todos ellos serán satélites ópticos orbitando en una órbita terrestre baja.

“EOS SAT es nuestro proyecto más ambicioso y esperado, con el que nos convertiremos en un proveedor independiente de datos satelitales. Con EOS SAT, cubriremos desde la obtención de imágenes hasta la entrega final a los clientes, todo ello con una interfaz de usuario intuitiva” añadió Brijesh Thoppil, director de asociaciones estratégicas de EOSDA.

Datos para cada sector

Gracias a la combinación de múltiples puntos de datos, EOS SAT será capaz de ofrecer información geoespacial no solo a los agricultores, también al resto de participantes del sector. Por ejemplo, los proveedores de insumos serán capaces de supervisar la eficacia de sus productos y compararlos con los datos de otros años o contra productos de la competencia, mientras que los gobiernos pueden realizar proyecciones de rendimiento con los datos de una zona entera o de todo el país, así como estar preparados ante catástrofes naturales. 

Por su parte, las compañías de seguros podrán procesar mejor las reclamaciones al seguro al contar con datos precisos del lugar, además de tener más información con las que evaluar el riesgo de pago de cada cliente. Las instituciones financieras pueden, por su parte, realizar sus propios cálculos para evaluar la cantidad de los préstamos que conceden y mostrar más transparencia en estas operaciones. Y los desarrolladores de software dispondrán de los datos que recojan los satélites con una API sencilla y bien documentada con la que podrán implementarlos en soluciones de terceros.