Así es cómo Meghan Markle ha conseguido que los estadounidenses odien a Carlos III

Meghan Markle y el príncipe Harry.

 

Cuando los “fabuloso cuatros” aparecieron juntos en público durante los días de duelo por la muerte de Isabel II,  demostraron que suscitan tanta o más expectación que hace un lustro, cuando HArry y Meghan se daban el sí quiero. El cuadro que forman el príncipe Guillermo y Kate Middleton y Enrique de Inglaterra y Meghan Markle es espectacular, aunque la belleza de la superficie oculte tensiones ciertas. Los príncipes de Gales y los duques de Sussex se han unido para mostrar su dolor por la muerte de Isabel II al unísono, pero la esperada reconciliación suena más bien a simple tregua. Por mucho que el rey Carlos III diga lo contrario.

Por Mhoy

Nada de lo que Meghan Markle ha dicho en sus famosas entrevistas en Estados Unidos ha caído en saco roto, como se pudo comprobar en los desplantes que sufrió cuando saludaba al público que se arremolinaba junto a la verja del castillo de Windsor. En el Reino Unido la animadversión hacia los duques de Sussex es cierta. Sobre todo hacia MeghanMarkle, a la que se responsabiliza de la ruptura familiar del príncipe Enrique.

Recordemos: las acusaciones más duras de los Sussex contra la familia real británica se dirigieron sobre todo al actual rey Carlos III, presuntamente responsable de negar títulos a los hijos de Meghan y Enrique, Lilibeth y Archie, y de cuestionar el color de la piel de Archie. Dado el escándalo suscitado por los Sussex, se entiende que no hubiera contacto alguno entre hermanos, ni entre padre e hijo, durante meses.

Por qué el rey Carlos III no puede reconciliarse con su hijo Enrique y su nuera, Meghan Markle

Lo cierto es que las entrevistas que concedieron los duques de Sussex ocasionaron un daño cierto a la reputación de la monarquía británica y, sobre todo, de Carlos III. Aunque el hoy rey diga públicamente que desea «expresar mi amor por Harry y Meghan mientras continúan construyendo su vida en el extranjero», ambos le colocaron en el ojo del huracán de sus críticas y su figura sumó otra mancha acumulada a los escándalos que viene protagonizando recientemente.

Para leer la nota completa ingrese AQUÍ