Fuertes lluvias dejaron en evidencia la falta de mantenimiento a los drenajes en Barcelona

Fuertes lluvias dejaron en evidencia la falta de mantenimiento a los drenajes en Barcelona

 

 

Las intensas precipitaciones ocurridas en la madrugada de este jueves 22 de septiembre en la zona norte del estado Anzoátegui, dejaron en evidencia la falta de mantenimiento a los drenajes, al menos en Barcelona.

Javier A. Guaipo // Corresponsalía lapatilla.com

Y es que las lluvias se disiparon alrededor de las 6:00 am, pero hasta la 1:00 pm todavía se podían ver tramos totalmente cubiertos por las aguas en las avenidas Caracas y Argimiro Gabaldón.

Cada vez que llueve con intensidad, la avenida Caracas se pone así. Ya han pasado como 10 años desde que le hicieron el último mantenimiento al arroyo que atraviesa esta vía pública y por eso vemos que se desborda con frecuencia”, señaló Jhonny Rodríguez, quien trabaja como vendedor informal en los alrededores de la citada avenida.

Por su parte, Gilberto Contreras, fiscal de una parada de carritos por puesto, indicó que cuando suceden este tipo de cosas los principales perjudicados son los transportistas públicos.

Por la necesidad de trabajar hay que tomar desvíos o pasar por donde haya menos agua, rogando no caer en un hueco. Se gasta más gasolina, se ponen en riesgo los vehículos, y si por mala suerte te accidentas, debes ingeniártelas para resolver solo”, aseguró.

De igual manera, en el propio casco central de Barcelona todavía hay calles como la Freites, Monagas o Buenos Aires en donde los carros prácticamente no pueden circular por el alto nivel de agua que mantienen.

Presos en sus casas

Mientras tanto, en la comunidad de Tronconal V, específicamente en el sector 6 A, los vecinos quedaron presos en sus casas, porque la calle amaneció totalmente inundada debido a que se desbordó un arroyo también por las lluvias.

La lugareña Yanet Granado afirmó que acumulan alrededor de 20 años con problemas de drenaje, pues están tapados y se les dificulta cumplir su función. De hecho, pasadas las 12:00 del mediodía, el nivel de agua aún impedía que los habitantes del sector pudieran caminar con normalidad sin preocupación por mojarse.