El drama de Shannen Doherty: la actriz se enteró que su marido le era infiel justo antes de una cirugía cerebral

Luego de enterarse de la infidelidad, Shannen Doherty no quiso que su marido la acompañara en su operación. Foto: Instagram Imagen

 

En junio pasado, la actriz Shannen Doherty confesaba a sus seguidores que tenía metástasis en el cerebro y que ya se había sometido a varias sesiones de radioterapia, además de a una cirugía. La inolvidable Brenda Walsh de Beverly Hills 90210 recurría a sus redes sociales para contar cómo había vivido este terrorífico momento, siendo claustrofóbica y teniendo en cuenta que en su vida estaban “pasando muchas cosas”.

Por Clarín 

Meses después, sabemos a qué se refería. Ella misma ha querido explicar qué cosas estaban sucediendo en su vida en ese ya de por sí delicado momento, y sin duda dan muestra de su fortaleza: la actriz se sometió a la cirugía cerebral poco después de enterarse de la infidelidad de su marido de hacía más de una década, Kurt Iswarienko.

“Fui a la operación pronto por la mañana y cuando estaba a punto de empezar me enteré de que mi matrimonio estaba básicamente acabado, que mi marido me había estado siendo infiel durante dos años. Me sentí muy traicionada”.

Así lo revela la propia actriz en su podcast, explicando el motivo de su divorcio de Iswarienko, el cual anunció el pasado mes de abril.

Hablando por primera vez de los pormenores de su separación desde que anunciase el divorcio del que fuese su marido durante 11 años, la actriz asegura que se sintió totalmente “destrozada” en ese momento.

Iswarienko no la acompañó en esa operación, a pesar de que él quería estar, pero ella no se sintió con fuerzas para que él estuviese allí.

“No podía operarme sabiendo que él estaba allí, me sentía muy traicionada. Al final, me sentí increíblemente poco querida por alguien que había estado conmigo durante 14 años, alguien que quise con todo mi corazón”.

La operación, tal y como la protagonista de Hechiceras reveló a comienzos de verano, se llevó a cabo en el mes de enero en el hospital Cedars-Sinai de Los Angeles. En ese mismo momento, se separó de su marido.

Shannen Doherty confiesa que sospechaba que algo sucedía en su matrimonio, pero nadie acababa de contarle la verdad por su estado de salud.

Lea más en Clarín