Miami ayudará a estas personas con hasta 500 dólares mensuales para el alquiler: ¿Cómo calificar?

Referencial

 

La ciudad de Miami, Florida, reabrió el Senior Rental Assistance Program o Asistencia de Alquiler para Personas Mayores, anunciado por el gobierno en enero de 2020. El apoyo para residentes, de 62 años en adelante, consiste en hasta US$500 al mes para pagar el alquilar por un año, mismos que serán entregados al arrendatario.

Por La Nación

¿Quiénes pueden pedir ayuda para el alquiler en Miami?

El programa se reabrió el viernes 1º de diciembre de 2023 y se podrán enviar solicitudes hasta el martes 2 de enero de 2024 a las 17 horas. La cantidad de ayuda designada es de hasta US$500 en asistencia para el alquiler y será proporcionada, según la necesidad, a quienes que califiquen y cumplan estas características.

-Ser inquilinos en la ciudad de Miami.

-Tener un 50% de AMI (Ingreso promedio del área) o menos.

-Destinar más del 30% de los ingresos al alquiler.

-Tener 62 años o más y alquilar una unidad dentro de los límites de la ciudad de Miami.

-Estar al día con el pago del alquiler.

-Tener un contrato de arrendamiento/alquiler firmado.

De acuerdo con el sitio oficial del programa, si se aprueba a un solicitante, el pago de la asistencia se emite de manera mensual y directamente al propietario del solicitante, durante un período de 12 meses.

Elegibilidad del programa de ayuda en alquiler para mayores en Miami

La solicitud en papel se puede adquirir en el Ayuntamiento de Miami o en una de las oficinas de distrito del Comisionado en toda la ciudad. Los interesados deberán reunir toda la documentación necesaria, que incluye:

-Una solicitud de programa completa con la declaración jurada y firmada.

-Copia del contrato de alquiler/arrendamiento vigente.

-Una copia de la tarjeta de identificación actual emitida por el estado de Florida.

-Copia del comprobante de ingresos mensuales más reciente.

Se insta a los interesados no enviar contratos de arrendamiento obsoletos, ni copias de identificación vencidas, ya que no serán aceptados.

Lea más en La Nación