Inscribirse en el registro electoral no es el único problema de los migrantes venezolanos para votar el #28Jul: “Hay requisitos arbitrarios”

Imagen del cartel con el logo del Consejo Nacional Electoral (CNE). (Foto de Cristian HERNANDEZ/AFP)

 

No ha sido hasta el 26 de marzo, con más de una semana de retraso, cuando los ciudadanos venezolanos residentes en España han podido comenzar a inscribirse en el registro electoral en el consulado de Madrid para participar en las elecciones presidenciales del 28 de julio. En realidad, el Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela abrió el 18 de marzo el plazo para la inscripción y actualización del registro de votantes hasta el 19 de abril tanto en el país como en el exterior, pero desde entonces se habían producido varias protestas en distintos países por la imposibilidad de poder registrarse, paso imprescindible para poder votar, hasta el punto de que en Madrid una joven venezolana llegó a estar varios días en huelga de hambre.

Por infobae.com





En el resto de consulados de Venezuela en España la demora ha sido aún mayor. En Tenerife el registro electoral se abrió el 1 de abril, mientras que en Barcelona y Bilbao fue un día después, aunque en este último no pudieron conectarse con el servidor del CNE en Caracas. Por otro lado, en el consulado ubicado en Vigo aún no se ha abierto el registro para poder votar.

Aparte de las demoras y otros inconvenientes en los registros, muchos migrantes venezolanos consideran que el Gobierno de Nicolás Maduro ha impuesto unos “requisitos arbitrarios” para poder votar desde el exterior. Quienes quieran participar en los comicios del próximo mes de julio deben presentar su DNI español o la Tarjeta de Identidad de Extranjero con residencia permanente, así como la cédula de identidad, el pasaporte venezolano vigente, el certificado de empadronamiento y el certificado de registro consular.

“Lamentablemente, el régimen de Maduro ha establecido unos requisitos extra que van más allá de los que establece el reglamento electoral, como es la residencia permanente, que se otorga una vez que tengas más de cinco años viviendo en territorio español. En España se conceden también residencias por razones humanitarias o por arraigo, pero para el régimen esas residencias no son válidas para que un venezolano pueda hacer su registro electoral, lo cual llama la atención, pues son las que poseen acá la mayoría de los venezolanos”, dice a Infobae David Iturriago, jefe del grupo de campaña de la opositora María Corina Machado en España. La residencia temporal por razones humanitarias a la que hace referencia es un permiso de un año (prorrogable) que el Gobierno español empezó a conceder en 2019 a aquellas personas venezolanas a las que se les hubiera denegado la solicitud de asilo y cuya petición se hubiese formalizado con posterioridad al 1 de enero de 2014, una medida que facilita una solución legal para muchas de las personas que se vieron obligadas a salir de Venezuela debido a la crisis social e institucional que atraviesa.

En años anteriores, asegura Iturriago, el requisito para poder votar “era que la persona fuese mayor de 18 años y demostrar que había algún tipo de residencia”, pero ahora “es casi imposible cumplir todos esos requisitos”. Además, añade, renovar el pasaporte venezolano tiene un coste de unos 300 euros y “no todos los migrantes tienen la capacidad económica de afrontar ese gasto”. “Hay muchos venezolanos a los que se les está vulnerando su derecho a votar”, resume.

Para leer la nota completa pulse Aquí