Un nuevo análisis del cabello de Beethoven reveló la posible causa de sus dolencias y problemas de salud - LaPatilla.com

Un nuevo análisis del cabello de Beethoven reveló la posible causa de sus dolencias y problemas de salud

Ludwig van Beethoven murió a los 56 años por múltiples problemas de salud. (Archivo)

 

Un nuevo análisis del cabello de Ludwig van Beethoven reveló altos niveles de plomo, lo cual podría haber contribuido tanto a las dolencias que padeció a lo largo de su vida, como a la pérdida de la audición. Esta revelación fue hecha por un equipo internacional de investigadores que comenzó a estudiar mechones autentificados del cabello del compositor hace casi una década.

Por Infobae





Además de la sordera, que se manifestó a partir de sus 20 años, Beethoven tuvo recurrentes problemas gastrointestinales, dos ataques de ictericia y una grave enfermedad hepática. El compositor murió a los 56 años de edad debido a enfermedades del hígado y los riñones. Sin embargo, entender la complejidad de sus problemas de salud ha sido un reto considerable, uno que incluso Beethoven esperaba que los médicos pudieran resolver en algún momento.

Beethoven expresó su deseo de que sus dolencias fueran estudiadas y compartidas, esperando que “en lo posible, al menos el mundo se reconcilie conmigo después de mi muerte”. Para cumplir parcialmente con ese deseo, los investigadores utilizaron análisis de ADN para autenticar los mechones de cabello que pertenecían al compositor, diferenciándolos de aquellos que eran fraudulentos.

La investigación inicial que fue publicada en marzo de 2023, reveló que Beethoven tenía factores de riesgo genéticos significativos para enfermedades hepáticas y una infección de hepatitis B antes de su muerte, según una nota difundida por CNN. Sin embargo, estos resultados no ofrecieron información sobre las causas subyacentes de su sordera o sus problemas gastrointestinales.

Plomo en los mechones

La cuestión sobre si Beethoven sufría envenenamiento por plomo aún estaba sin resolver. Un equipo de investigación separado utilizó dos métodos diferentes para buscar evidencias de plomo en dos mechones autentificados del cabello del compositor: el “mechón Bermann”, estimado cortado entre finales de 1820 y marzo de 1827, y el “mechón Halm-Thayer”, que Beethoven entregó en mano al pianista Anton Halm en abril de 1826.

Para leer la nota completa, aquí